Qué es el autismo?
El autismo es un síndrome que afecta la comunicación y las relaciones sociales y afectivas del individuo, se tiene desde nacimiento y dura toda la vida.

Es un síndrome, no es una enfermedad y por lo tanto no existe cura. Se puede mejorar su calidad de vida y enseñarle nuevas habilidades con la intención de hacerlo más independientes.

Se debe recurrir a una opinión especializada, si se nota un conjunto de manifestaciones relacionadas con la comunicación, la socialización y la conducta. Entre los cuales podemos indicar:

• Lenguaje nulo, limitado o lo tenía y dejó de hablar.
• Ecolalia, repite lo mismo o lo que oye (frases o palabras).
• Parece sordo.
• Obsesión por los objetos.
• No tiene interés por los juguetes o no los usa adecuadamente.
• Apila los objetos o tiende a ponerlos en línea.
• No ve a los ojos, evita cualquier contacto visual.
• No juega ni socializa con los demás niños.
• No responde a su nombre.
• Muestra total desinterés por su entorno, no está pendiente.
• Pide las cosas tomando la mano de alguien y dirigiéndola a lo que desea.
• Gira o se mece sobre sí mismo.
• Evita el contacto físico. No le gusta que lo toquen o carguen.
• Aleteo de manos (como si intentara volar) en forma rítmica y constante.
• Camina de puntitas (como ballet).
• Hiperactivo (muy inquieto) o extremo pasivo (demasiado quieto).
• Obsesión por el orden y la rutina, no soporta los cambios.
• Se enoja mucho y hace rabietas sin razón aparente o porque no obtuvo algo.
• Se ríe sin razón aparente (como si viera fantasmas).